Granada tiene ya preparado el dispositivo de tráfico ante el inicio del curso escolar el día 10 de septiembre

0
149

Granada tiene ya preparado el dispositivo de tráfico ante el inicio del curso escolar el día 10 de septiembre. Las actuaciones específicas, llevadas a cabo en los entornos de los colegios, y la vigilancia de la Policía Local tienen como objetivo reforzar la seguridad y movilidad vial en las zonas escolares. Una aspiración que requiere el concurso y la colaboración de todos.

La concejal de Protección Ciudadana y Movilidad, María Francés; el superintendente de la Policía Local, José Manuel Jiménez Avilés, y el intendente de Tráfico, Manuel Donaire, han apelado a la seguridad y fluidez de la circulación durante la presentación de la campaña de colegios.

Entre 70 y 80 agentes atenderán las necesidades de tráfico en los barrios y en las vías más importantes de la red básica. Incidirán en la protección escolar durante las horas de entrada y salida de los alumnos y en las circunstancias que comporten riesgo para las personas. Los policías actuarán para evitar los estacionamientos en doble fila y regularán el tráfico allí donde la densidad es mayor. Las zonas inmediatas a centros escolares más saturadas son Pavaneras, Manuel de Góngora, paseo de los Basilios, Palacio de Congresos, Caleta, Acera de Darro y Gran Vía.

La concejalía de Movilidad ha ejecutado tareas de señalización y semaforización en espacios escolares. Las actuaciones de señalización, realizadas en 120 entornos, han consistido en la revisión de señales verticales que informan de la existencia de colegio y limitación de velocidad; señales luminosas de pasos de peatones; reposición de otras coincidentes con puntos que concentran accidentes o por deterioro causado por actos vandálicos; repintado y lavado.

Las mejoras efectuadas en materia de semaforización han gravitado en la limpieza y pintado de elementos; retirada de publicidad; comprobación del estado y color de los plásticos, báculos y matrices de leds, siendo sustituidos cuando las circunstancias lo aconsejaban; puesta a punto de paneles escolares y adaptación y sincronización de los semáforos entre cruces para acoplarlos a las nuevas intensidades del tráfico. La regulación de los tiempos semafóricos se gestiona sobre la marcha, en los momentos de entrada y salida de los colegios, desde la sala de control de tráfico en colaboración con la Policía Local.