Descubierto el fraude de una cárnica de Burgos que comercializaba a nivel nacional productos adulterados

0
419

Una empresa cárnica de Burgos elaboraba productos de baja calidad alterando su composición y los comercializaban bajo el etiquetado de carne de vacuno. Han sido puestas a disposición judicial 14 personas a las que se les imputa los delitos de Estafa y Contra los Derechos de los Consumidores.

La Guardia Civil ha descubierto en Burgos un importante fraude alimentario de alcance nacional en una empresa cárnica que comercializaba productos de baja calidad en lugar de la carne de vacuno que decían contener según el etiquetado de los mismos.
La operación se inició en diciembre de 2015 cuando se tuvo conocimiento de la existencia de una empresa cárnica de Burgos que estaba cometiendo un posible fraude consistente en la venta de elaborados cárnicos con una composición diferente a la reflejada en el etiquetado.

Se comprobó que en esta planta de transformación cárnica se elaboraban hamburguesas y otros productos en los que, a pesar de reflejar en su etiqueta una determinada proporción de vacuno, los análisis reflejaban que, en un porcentaje elevado, realmente contenía porcino e, incluso, otros componentes alimenticios como complementos panarios, grasas o soja.

Al menos desde 2002 los diferentes elaborados en la planta, comercializados generalmente como ultracongelados, podían llegar a contener menos del 25% de carne vacuna. La naturaleza de dichos elaborados (hamburguesa, albóndigas,…) impedía descubrir el engaño, algo que sólo era posible mediante un análisis en un laboratorio especializado.

El alcance de la comercialización parece situarse en cotas muy elevadas, ya que la empresa fabricaba productos de marca blanca que distribuían en el mercado nacional.

Los resultados analíticos realizados en laboratorios de la Administración Central del Estado pusieron en evidencia la realidad de la fabricación. Las importantes diferencias entre los precios correspondientes a la carne de vacuno y al resto de materias con las que se suplía la carne original proporcionaba importantes beneficios económicos a la empresa burgalesa.