Un alcalde del PSOE, del pueblo salmantino de Águeda, quiere que trasladen los restos de Franco a su municipio

0
485

Germán Florindo de la Nava, alcalde del municipio salmantino – pedanía de Ciudad Rodrigo- ha mostrado su intención de solicitar el traslado de los restos de Franco a su pueblo, actualmente denominado Águeda.

El primer edil ya se ha puesto en contacto con la familia Franco y les ha mostrado su interés por recoger los restos mortales, una vez que salieran del Valle de los Caídos y llevarlos al pueblo.

El municipio que regenta Germán Florindo, durante los años de la dictadura fue uno de los municipios a los que las políticas económicas de Franco favoreció de manera especial, porque lo que fue rebautizado por el entonces Gobierno de España, al igual que otros tantos pueblos del país, como Águeda del Caudillo.

El alcalde pretende aprovechar esta circunstancia histórica para crear un ” centro que se habilitaría como museo de Historia de la Dictadura” en el que los restos mortales de Franco serían el principal atractivo.
La intención, según asegura el edil, es recabar la atención de los turistas y generar un movimiento económico en torno a la figura del dictador.

Los vecinos de Águeda han recibido con agrado la propuesta de su regidor en favor de dinamizar el atractivo turístico de su pueblo.

La agrupación política Izquierda Unida, no lo ha visto de la misma manera y ha manifestado su desacuerdo a través de su portavoz Domingo Benito: “Esperamos que sea una broma, si no estaríamos hablando de algo gravísimo”.

Germán Florindo fue denunciado el pasado año, junto con otros ocho alcaldes de municipios españoles, por su empeño en mantener las nomenclaturas del pueblo y sus calles, relativas a la dictadura franquista.
Esta denuncia interpuesta por abogado madrileño, especialista en Memoria Histórica, consiguió que en febrero de 2016, el nombre del pueblo cambiara y perdiera su sobrenombre “del caudillo”.

Ahora, Águeda, insiste en que su historia y su relación con la dictadura pueden seguir aportándole beneficios económicos. Y lo defiende su alcalde, curiosamente adscrito al Partido Socialista.