Banco Sabadell traslada su sede social fuera de Cataluña y Caixa Bank tomará la decisión esta tarde

0
128

Sólo esta semana, al menos cuatro empresas, tres de ellas cotizadas, han comunicado oficialmente que se llevan su sede fuera de Cataluña.

El pasado martes fue la empresa biotecnológica Oryzon la que anunció que trasladaba su domicilio social de Cornellà de Llobregat (Barcelona) a Madrid. La empresa de telecomunicaciones Eurona también anunciaba que traslada su sede de Barcelona a Madrid.

Le han seguido Proclinic Expert, dedicada a la distribución de productos odontológicos, que trasladará su sede social de L’Hospitalet de Llobregat a Zaragoza y la textil Dogi international que ha comunicado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que traslada su sede social a Madrid.

Meses atrás ya anunciaban la salida de Cataluña empresas como Naturhouse o Derby Hotels.

Tras la reunión extraordinaria, el consejo de administración de Banco Sabadell, acodaba este jueves por la tarde trasladar su sede social a Alicante ante la posibilidad de que en los próximos días el Parlament de Cataluña haga una declaración unilateral de independencia.

Este cambio de domicilio social garantizará que la entidad siga estando bajo el paraguas regulatorio del Banco Central Europeo (BCE), lo que garantiza los intereses de accionistas, clientes y empleados dentro de cualquier escenario.
Tras la decisión, la entidad ha emitido un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en el que anuncia que ha acordado trasladar su domicilio social a la antigua sede de la Caja de Ahorros del Mediterraneo (CAM), en Avenida Óscar Esplá número 37, que fue adquirida por Banco Sabadell en 2012.

Por su parte, el consejo de administración de CaixaBank se reunirá este viernes para valorar un cambio de sede social a Palma, en Mallorca. La entidad más grande de Catalunya seguirá así los pasos del Sabadell, que este jueves ha aprobado un traslado de su sede social a Alicante.

Grupo Catalana Occidente ha enviado este jueves un comunicado interno en el que ha señalado que, “en función de cómo se desenvuelvan los hechos”, tomará “de forma ágil” las decisiones “que sean oportunas”, manifestación que abre la puerta a un traslado de sede, ubicada en Sant Cugat del Vallès.

Otras grandes empresas como como Pronovias o Planeta, amenazaron hace tiempo con irse de Cataluña si ésta declaraba la independencia, mientras que las familias propietarias de las farmacéuticas Almirall e Indukern han expresado su preocupación por este eventual escenario.