Hacienda interviene las cuentas del Ayuntamiento de Madrid

0
137

El Ministerio de Hacienda ha notificado al Ayuntamiento de Madrid que se hace con el control de sus cuentas tutelándolas semanalmente. Una decisión que comunica al consistorio en favor de corregir su elevado gasto público.

El Ministerio de Hacienda tutelará semanalmente las operaciones financieras del Ayuntamiento de Madrid después de que la semana pasada rechazara por tercera vez el Plan Económico y Financiero presentado por el Gobierno de Manuela Carmena y entendiera que sigue incumpliendo la regla de gasto.

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya Romero, trasladó la semana pasada a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que una vez analizado el PEF se observaba que parte de una “premisa errónea” y es que para determinar el techo de gasto de los años se ha tomado como base “el gasto ejecutado en 2016 pese a haber excedido el máximo legal”.

Así, desde Hacienda subrayan que la propuesta de PEF del Gobierno local prevé un gasto para los años 2017 y 2018 que excede el límite en un importe de 238.025.715,54 euros y 243.586.509,71 euros respectivamente.

Manuela Carmena que ayer acudía a una reunión vecinal, no quiso hacer declaraciones ante los periodistas sobre este nuevo administrativo que tendrá que asumir su ayuntamiento. Otros miembros de su gobierno si han criticado duramente la medida del Ministerio al argumentar que Madrid cuenta con un elevado superávit, lo que le permite hacer grandes inversiones.

Así las cosas, desde Hacienda se considera que el ayuntamiento de Madrid está incumpliendo la llamada “regla de gasto” -que impide que el presupuesto crezca en el 2017 más del 2%- por una cuantía equivalente a 238 millones de euros.
Y desde el punto de vista del Ayuntamiento, la corporación local no está incumpliendo la regla de gasto pues lo que está haciendo es financiar inversiones por ese importe con cargo a los ahorros de años anteriores (superávit).

Hacienda entiende que el Ayuntamiento está intentando burlar la Ley de Estabilidad Presupuestaria y da a entender que si no vuelve al carril el siguiente paso podría ser la intervención formal de las cuentas municipales, según se desprende de las advertencia lanzadas por el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.