Ainhoa Aizpuru, responsable foral de promoción económica, anima a los guipuzcoanos a comprar en el comercio local

0
366

La Diputación, en su apuesta por apoyar al comercio guipuzcoano, ha firmado con la Federación Mercantil de Gipuzkoa un acuerdo para impulsar la marca Singular Dendak  que distinguirán el esfuerzo de los comercios del territorio por adaptarse a las nuevas realidades del sector y por seguir formando parte de la sociedad en toda su trayectoria económica y social.

Ainoha Aizpuru, responsable de promoción económica de la Diputación, está convencida del prometedor futuro que tiene el pequeño comercio, el que forma parte de nuestra vida cotidiana y de nuestra historia, el de siempre.

Por eso anima a guipuzcoanos y guipuzcoanas a acudir a ‘nuestras tiendas’ para hacer nuestras compras, sobre todo de cara a las fechas navideñas.

¿Cómo ve la salud del comercio guipuzcoano?

Observo la realidad de un sector que lo ha pasado francamente mal en los últimos años, como consecuencia de la crisis económica, y que todavía afronta enorme desafíos en su día a día, pero que poco a poco comienza a sentir los efectos de la reactivación económica.

La sociedad tiene la percepción de que la situación ha mejorado en los últimos meses, las economías domésticas se han recuperado, y eso se nota en el consumo. Pero, como decía, los desafíos son grandes, por lo que debemos seguir reivindicando los valores que lleva consigo el comercio guipuzcoano y seguir apoyándolo decididamente.

¿Cómo se afronta la campaña de Navidad 2017?

Es un momento importante para nuestros comercios. Me gustaría aprovechar para animar a todos los guipuzcoanos a que hagan sus compras en el comercio local, no solo porque son un motor de la vida social de nuestros barrios y de nuestros municipios, sino porque su atención al cliente siempre es mejor, más profesional y más cercana.

¿Qué acciones son las más destacadas que ha implementado la Diputación de cara a ayudar al sector del comercio guipuzcoano?

La Diputación no cuenta con competencias en materia de regulación del comercio, pero sí que estamos apoyando al comercio guipuzcoano a la hora de mejorar continuamente el servicio que ofrece. Mediante el convenio que hemos firmado con la Federación Mercantil de Gipuzkoa, estamos impulsando la marca Singular Dendak en el comercio guipuzcoano, una marca que distingue a los establecimientos que más han apostado por la profesionalización y la diferenciación de sus respectivos negocios. Casi un centenar de tiendas en Gipuzkoa cuentan ya con este sello y prevemos que el año que viene lleguen a ser dos centenares.

¿Cuál puede ser el punto débil de nuestro comercio a pie de calle? Y ¿cuál su máxima fortaleza?

Más que puntos débiles, yo diría que nos encontramos en un momento clave. La sociedad está cambiando a una velocidad bestial, una transformación provocada en parte por la digitalización.

Igual que ocurre en estos sectores, resulta muy importante que el comercio siga adaptándose, tal y como lo ha hecho siempre, a la realidad social y a la demanda de la sociedad. Por ello, mediante Singular Dendak, perseguimos que nuestro comercio siga avanzando en una atención cada vez más profesionalizada, más personalizada y más distinguible en su entorno.

¿Cómo ve la futura convivencia del comercio tradicional respecto al desarrollo de los grandes centros comerciales?

Creo que la convivencia es posible, siempre que las medidas regulatorias marquen los límites de cada uno. Sin embargo, yo siempre pongo y pondré el acento en el comercio local, de barrio.

Cuando un comerciante levanta la persiana todas las mañanas, está aportando actividad económica, vida y dinamismo a las calles, barrios, pueblos y ciudadades. Por ello lo tenemos que cuidar con más mimo si cabe.

¿Existen ayudas o formación a los comercios tradicionales ante el pujante negocio del ecommerce?

Desde la Diputación Foral de Gipuzkoa, siempre se han apoyado acciones que mejoren la competitividad de las empresas de una forma integral; tanto con acciones de competitividad en canales (ecommerce, internacionalización, etc…), como otras que tengan que ver con la competitividad en producto y servicio (diversificación, innovación, intraemprendimiento, etc…).

¿Entre las peticiones más habituales del comercio a las instituciones públicas, cuáles destacarías?

Yo creo que a las instituciones nos piden que no pongamos trabas al comercio local, para que los comerciantes puedan ganarse la vida con lo que hacen.

Es cierto que la profesión en sí ya tiene suficientes retos en la actualidad como para que tengan que salvar más obstáculos. Por todo eso creo que resulta importante seguir manteniendo nuestro apoyo para impulsar más si cabe esa profesionalización y esa mejora continua de la labor de los comercios.

¿Qué medidas cree que son las más urgentes de cara a asegurar el futuro del pequeño comercio en Gipuzkoa?

Hoy día la sociedad ha cambiado enormemente. Un comercio puede recibir a clientes de todo el mundo y debe estar preparado para ofrecer un servicio de calidad ante esas situaciones.
También debe reforzar su marca mediante la comunicación y las redes sociales. Por ello, insisto, resulta importante impulsar ese modelo de comercio competitivo que, sin perder un ápice de sus señas de identidad, garantice el futuro de este sector.

En opinión de Aizpuru, debemos todos seguir reivindicando los valores del comercio guipuzcoano, reconociendo su papel como motor de la vida social de nuestros barrios y municipio y apoyando su crecimiento.

“Cuando un comerciante levanta la persiana todas las mañanas, está aportando actividad económica, vida y dinamismo a las calles, barrios, pueblos y ciudadades. Por ello lo tenemos que cuidar con más mimo si cabe.”