En vídeo, el suicidio en directo de un general acusado de crímenes de guerra al escuchar su sentencia en el Tribunal

0
356

El ex militar bosniocroata Slobodan Praljak murió este miércoles en un hospital de La Haya después de haber ingerido veneno mientras escuchaba cómo el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia confirmaba su condena a 20 años por crímenes de guerra

Slobodan Praljak de 72 años, fue comandante militar de las fuerzas bosnio-croatas entre 1992 y 1995 y estaba siendo juzgado en el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia, el mismo que la semana pasada condenó a cadena perpetua por genocidio y crímenes de guerra y lesa humanidad al general serbo-bosnio Ratko Mladic.

Praljak, apodado el “carnicero de los Balcanes”, acudía ayer a la última jornada de su juicio para asistir al dictamen de su sentencia que le condenaba a 20 años de prisión. Tras escuchar la pena a la que el tribunal lo condenaba, Praljak que durante todo el juicio había defendido que su actuación se limitó a cumplir órdenes y que era inocente de los cargos de los que se le acusaba, sacó una pequeña botella que llevaba consigo e ingirió el líquido que había en su interior.
“El general Praljak no es un criminal de guerra y rechazo con desprecio ese veredicto”, dijo justo antes de tomar el veneno, visiblemente tembloroso y ante la incrédula mirada de los asistentes a la sala.

El juez ordenó inmediatamente requisar la pequeña botella para que fuera analizada y los servicios del Tribunal llamaron a una ambulancia. Poco después moría en hospital por envenenamiento.