El castillo hinchable donde ha muerto una niña este domingo, no tenía el permiso del Ayuntamiento

0
415

El alcalde del municipio de Caldes de Malavella, en Girona, ha confirmado que el restaurante Mas Oller, que había instalado la atracción, no contaba con la licencia municipal.

Este domingo, una pequeña de 6 años, salía despedida de un castillo hinchable, colocado como atracción infantil en las instalaciones de un restaurante. La atracción, por causas que se están investigando, saco despedidos a varios niños que jugaban en él.

La niña se elevó y se desplazó unos 40 metros, llegando incluso a pasar encima de un tejado del local. Poco después y a consecuencia de las heridas producidas por la caída, la pequeña fallecía.
Otros seis menores resultaron heridos, dos de ellos graves.

El alcalde del municipio ha explicado que la instalación tenía todos los papeles en regla y estaba homologado, pero “carecía de los permisos del Ayuntamiento”.

También ha comunicado que se barajan varias hipótesis en la investigación: que las válvulas de seguridad fallaran; que la turbina que inyecta el aire no se parara, como debe hacer cuando hay demasiada presión; que los anclajes se rompieran, o que hubiera una explosión por el mal funcionamiento de las válvulas.