Identifican un gen clave en la depresión que podría abrir una puerta a nuevas terapias

0
258

Un estudio de investigación llevado a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, ha conseguido identificar un gen que desempeña un papel central, ya sea protegiendo del estrés o desencadenando una espiral descendente, dependiendo de su nivel de actividad y que estaría relacionado con la depresión y los trastornos emocionales.

Este gen, conocido como Slc6a15, funciona en una especie de neurona que desempeña un papel clave en la depresión, el vínculo con esta enfermadad se ha demostrado tanto en animales como en humanos y se ha llegado a la conclusión de que las personas con niveles alterados de Slc6a15 en ciertas regiones del cerebro pueden tener mucho más riesgo de depresión.

“Este trabajo realmente aporta luz sobre cómo los niveles de este gen en estas neuronas afectan al estado de ánimo”, afirma la autora principal del estudio, Mary Kay Lobo. “Sugiere que las personas con niveles alterados de este gen en ciertas regiones del cerebro pueden tener mucho más riesgo de depresión y otros trastornos emocionales relacionados con el estrés”.

En 2006, el equipo de investigación descubrió que el gen Slc6a15 era más común entre neuronas específicas en el cerebro y ahora han conseguido demostrar que estas neuronas son importantes en la depresión. Dado que este gen fue implicado hace poco tiempo en la depresión por otros investigadores, su laboratorio decidió investigar su papel en estas neuronas específicas. En este último trabajo, los expertos equipo se centraron en una parte del cerebro llamada el núcleo accumbens.

Esta región juega un papel central en el “circuito de recompensa” del cerebro. Cuando una persona ingiere una comida deliciosa, tiene relaciones sexuales, bebe alcohol, o vive cualquier otro tipo de experiencia agradable, las neuronas en el núcleo accumbens se activan, lo que le permite saber que la experiencia está activando los botones adecuados. En la depresión, cualquier tipo de disfrute se vuelve difícil o imposible; un síntoma que se conoce como anhedonia- incapacidad para experimentar placer-.

Los investigadores se centraron en un subconjunto de neuronas en el núcleo accumbens llamado neuronas D2, que responden al neurotransmisor dopamina, juega un papel central en el circuito de recompensa. Estos expertos estudiaron ratones susceptibles a la depresión; cuando fueron sometidos al estrés social -a mayor exposición, roedores más agresivos– tienden a retirarse y exhiben un comportamiento que indica depresión, como la retirada social y la falta de interés en los alimentos de los que normalmente disfrutan.

Comprobaron que cuando estos animales fueron sometidos a estrés social crónico, se redujeron notablemente los niveles del gen Slc6a15 en las neuronas D2 del núcleo accumbens. Los investigadores también estudiaron ratones en los que el gen se había reducido en las neuronas D2. Cuando los roedores fueron sometidos a estrés, también mostraron signos de depresión; pero cuando los investigadores elevaron los niveles de Slc6a15 en las neuronas D2, los ratones mostraron una respuesta resiliente al estrés.

Luego estudiaron los cerebros de los humanos que tenían una historia de depresión mayor y que se habían suicidado. En el núcleo accumbens de estos cerebros, el gen se redujo, lo que indica que el vínculo entre el gen y el comportamiento se extiende de ratones a humanos.

No está claro exactamente cómo funciona Slc6a15 en el cerebro. Los responsables del estudio dicen que puede funcionar alterando los niveles de neurotransmisores en el cerebro, una teoría que tiene algunas evidencias de otros estudios. Esta nueva investigación podría conducir terapias enfocadas en Slc6a15 como nueva manera de tratar la depresión.