Las incidencias en las playas coruñesas descienden un 30% este verano

0

Seguridad Ciudadana y la Federación Gallega de Salvamento y Socorrismo elaboran un decálogo para prevenir riesgos en los arenales

El teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana y Movilidad de A Coruña, Julio Flores, acompañado por el director de este departamento municipal, Carlos García Touriñán, y por la presidenta de la Federación Gallega de Salvamento y Socorrismo (FESSGA), ha realizado un balance de las incidencias en las playas coruñesas en los dos primeros meses de la temporada oficial de baño.

“En estos dos meses han disminuido un 30% las incidencias en las playas coruñesas”, indicó Flores, quien añadió: “Es evidente que puede haber influido que ha habido menos días de sol y por tanto menos usuarios en las playas, pero también no es menos cierto que influye la labor de prevención de los socorristas y los mensajes que se emiten a través de la megafonía. Hoy vamos a trasladar una serie de consejos para prevenir riesgos en las playas coruñesas y tratar de mantener estas buenas cifras que hemos logrado hasta ahora”.

El concejal indicó que en los dos primeros meses de la temporada oficial de baño se produjeron 687 incidencias en las playas coruñesas, frente a 986 incidencias del mismo período del año anterior, lo que supone un descenso del 30,3%. Destaca la disminución de traumatismos (-77%), las picaduras por escarapotes (-70%) -según los expertos puede ser debido a que el agua está más nítida y se ha producido un ligero incremento en la temperatura del agua-, de alergias (-53%) -sobre todo las causadas por las algas, que han remitido gracias a la limpieza diaria que se realiza en las playas- y también en el número de menores que se pierden en los arenales -gracias a la distribución de pulseras identificativas y a los mensajes por megafonía que recuerdan periódicamente la necesidad de vigilar a los más pequeños-. También han bajado los pinchazos causados por puntas (-20%) -consecuencia del reparto de madera limpia en la noche de San Juan-, las picaduras de insectos (-40%) y en general las incidencias relacionadas con el sol -menos quemaduras solares, menos mareos y menos episodios de golpe de calor-. Por último, también hay que señalar que se ha producido un incremento en las abrasiones no solares (+40%), sobre todo entre los bañistas que transitaban por las rocas.

Las playas donde se ha producido el mayor descenso del número de incidencias han sido Orzán-Matadero (-74%), San Amaro (-56%) y Riazor (-22%). “Las incidencias más significativas que han sido afrontadas con éxito han sido dos paradas cardiorrespiratorias de dos personas de más de 70 años en la playa de Riazor y en la playa de Matadero; un niño que fue enterrado en la arena en la playa de Oza; el rescate de dos niños en la punta de Santa Cristina; y el rescate de dos personas mayores en la playa de Matadero que tenían dificultades para salir del agua debido a las mareas vivas”, indicó Flores, quien destacó: “Quiero agradecer el trabajo y la profesionalidad de todo el equipo de salvamento y socorrismo que trabaja en las playas coruñesas y desear que en lo que queda de temporada oficial de baño no tengan incidencias serias, porque como ellos mismos dicen no hay mejor salvamento que aquel que no se hace”.

DECÁLOGO

El director de área de Seguridad Ciudadana, Carlos García Touriñán, expuso a continuación una serie de consejos para tratar de prevenir incidencias y riesgos en los arenales coruñeses durante el mes que queda de temporada oficial de baño y comentó que, a pesar de que los socorristas inciden todos los días en la tarea de prevención, es necesario que los bañistas tengan claro los comportamientos que pueden entrañar riesgo para su salud: “En las playas coruñesas trabajan 62 personas en turno de mañana y tarde desde el 15 de junio al 15 de septiembre. Son personas con una buena formación y una acreditada profesionalidad, pero esto nos es suficiente si las personas que acuden a la playa no ponen todo el sentido común de su parte para evitar riesgos innecesarios”.

1. Respetar el color de las banderas que ondean en las playas durante el periodo oficial de baño entre el 15 de junio y el 16 de septiembre: rojo (no se recomienda el baño), amarillo (bañarse con precaución) y verde (buenas condiciones para el baño).

2. Respetar las indicaciones y consejos del servicio de salvamento y socorrismo que trabajan en las playas. En caso de que se vea alguien en peligro, avíselos de inmediato o llamen al 112.

3. Leer atentamente los carteles informativos que están en las entradas de las playas y consultar con el servicio de salvamento y socorrismo las zonas recomendables para el baño.

4. Procurar no bañarse sólo, no alejarse demasiado de la orilla, nadar en paralelo a la línea de la playa, no bañarse nunca por la noche y salir del agua si siente frío o con síntomas de cansancio.

5. No tomar comidas abundantes antes de bañarse y mojar las articulaciones antes de entrar en el agua, evitando siempre los cambios bruscos de temperatura.

6. No consumir alcohol antes de bañarse, ya que disminuye la capacidad de reacción y propicia conductas de riesgo.

7. No tomar el sol durante mucho tiempo y evitar las franjas horarias de mayor irradiación. Extender periódicamente crema solar de alta protección sobre la piel para prevenir quemaduras e hidratarse a menudo, sobre todo si hace mucho calor.

8. Vigilar permanentemente a los niños, sobre todo cuando se bañan, y evitar que niños y adultos utilicen elementos de flotación como barcas hinchables, por el riesgo de que se los lleve la corriente.

9. No tirarse de cabeza al agua, sobre todo en zonas con rocas, para prevenir lesiones medulares.

10. No utilizar en la playa envases de cristal o vidrio, no enterrar colillas en la arena y depositar la basura en los contenedores o papeleras. Deje la playa mejor de lo que se la ha encontrado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here