Servicios Sociales de Madrid empiezan a trabajar con los vecinos afectados por el derrumbe en Tetuán

0

Tras las primeras entrevistas con los trabajadores sociales durante los primeros días, las familias serán atendidas en los centros de servicios sociales del distrito

La primera teniente de alcalde, Marta Higueras, mantuvo el sábado una reunión con la propiedad del inmueble, que informó que desde este martes se hará cargo del realojo de los vecinos en un hotel del distrito hasta el 31 de agosto

La delegada se reunió también con los vecinos en una sesión informativa para comunicarles que desde mañana podrán identificar sus objetos personales, así como las citas que tienen con los trabajadores sociales de la Junta de Tetuán

En el operativo de recogida de objetos y enseres han participado Samur PC, Samur Social y Policía Municipal, que ha supervisado todo el proceso

Los servicios sociales municipales de la Junta de Tetuán trabajarán a partir de este lunes, 24 de agosto, con los vecinos afectados por el derrumbe parcial del edificio de la calle Amalia número 1, esquina con Bravo Murillo “para buscar la solución más adecuada a sus posibilidades”, según ha comunicado Marta Higueras, primera teniente de alcalde y delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, tras la reunión mantenida con las familias que se encuentran realojadas en un recurso de emergencia. Para establecer con premura un plan de atención con cada una las familias, se han facilitado citas en los dos centros de servicios sociales a partir de este lunes.

Durante estos días, los trabajadores de Samur Social han atendido todas las necesidades de las 17 familias realojadas en un hotel, con pensión completa, incluyendo pañales para los bebés y medicamentos gratuitos. Se trata de un total de 40 personas, de las cuales nueve son menores. Con ellos se han mantenido reuniones informativas a diario; las trabajadoras sociales han recogido sus datos y elaborado un perfil de cada familia.

El pasado viernes terminaron las labores de demolición parcial del inmueble, con el objetivo de evitar un nuevo colapso, en el edificio, y se dio a conocer el informe elaborado por el departamento de Control de Edificaciones del Ayuntamiento de Madrid, en el que se determinaba que el colapso se produjo a consecuencia de la fatiga de los materiales del inmueble.

Durante la pasada semana, por otra parte, los inquilinos de los pisos afectados por el derrumbe han podido subir a los pisos, acompañados por técnicos municipales, para recuperar algunos de los enseres de las habitaciones que se mantenían en pie. También pudieron subir los vecinos de la parte no afectada, la cual se encuentra totalmente estabilizada.