Una enfermera malagueña renuncia a su puesto tras atender sola a 36 pacientes en el hospital

0

Una enfermera del Hospital Clínico de Málaga, ha renunciado a su puesto de trabajo tras sufrir un ataque de ansiedad al pasar una noche de guardia en la planta de digestivos, donde tuvo que atender sola a 36 pacientes.

“Me pasé toda la noche rezando para que ningún paciente sufriese una crisis. Era un sin vivir. Ni siquiera supe reaccionar cuando falleció uno de ellos”.

Se quedó sola, durante la noche del pasado domingo, debido a la baja de una compañera. Tuvo que hacerse cargo de los 36 pacientes que, en ese momento, estaban ingresados con alguna patología digestiva en alguna de las 38 camas que alberga la planta.

La enfermera comunicó el hecho al gerente, que no encontró solución y le dijo que hiciese lo que pudiera, según relata ella a un periódico local.

“Era una situación de impotencia muy grande, no sabía dónde estaba la medicación o como se manejaba el desfibrilador, por ejemplo. También desconocía como contactar con mis superiores o como tenía que actuar en caso de que algún enfermo falleciese”.

“Las auxiliares me salvaron el turno porque yo estaba perdida. Lo pasé realmente mal. Terminé de poner los medicamentos que tenía que administrar a medianoche a las 3 de la mañana”, relató la joven, de 34 años de edad, que había realizado alguna sustitución en el centro pero en consultas, nunca en planta, donde las labores son completamente diferentes.

La enfermera cuenta como al terminar su turno a las ocho de la mañana, y “todavía con la ansiedad en el cuerpo” se dirigió sin pensarlo hasta dirección para presentar su renuncia.