Un nuevo candado antirrobo para bicicletas que hace vomitar a los ladrones que intentan romperlo

0

Skunk lock es el nuevo dispositivo que evita robos de bicicletas. Se trata de una especie de candado que emite un fuerte olor a modo de spray que produce vómitos a aquellos que intenten romperlo. “Básicamente estábamos hartos de los robos”, ha contado Daniel Idzkowski de San Francisco, uno de los inventores de SkunkLock, a ‘The Guardian’.

Con su co-inventor, Yves Perrenoud, Idzkowski ha creado una cerradura en forma de U de acero y carbono que tiene una cámara hueca para mantener uno de los tres gases a presión. Cuando alguien corta alrededor del 30% de cerradura el gas irrumpe en la dirección del corte. “Hace vomitar casi de inmediato y provoca dificultad para respirar”, dijo Idzkowski. “Una gran cantidad de síntomas similares al spray de pimienta, además el aerosol nocivo se adhiere a la piel y la ropa”.

Los inventores han probado en dispositivo ellos mismos y con un grupo de voluntarios a una distancia de 60 cm. Idzkowski dijo que su química había pasado las pruebas de cumplimiento y era legal, y que sus variantes fueron diseñados para cumplir conforme a las reglas que varían de 50 estados, las principales ciudades y países de la Unión Europea.