Pricewaterhouse se declara culpable del histórico error de los Oscar

0

Y es que está claro que la Gala 2017 de los Premios Oscar pasará a la historia por el error en la entrega del Oscar a la mejor película.
Y con ella y al parecer, sin ninguna culpa, Warren Beatty y Faye Dunaway que eran los encargados de anunciar el importante galardón.

Al alimón, como en las mejores escenas de su emblemática interpretación en ‘Bonnie & Clyde’, de la que se celebraba el 50 aniversario, cantaban “el gordo” de cine norteamericano para ‘La La Land, La ciudad de las estrellas’. Y cuando todo el equipo de la producción ya estaba en el escenario, varios empleados de la organización subieron para anunciar que la verdadera ganadora era ‘Moonlight’.

Fue el propio productor del musical, Jordan Horowitz, el que, con el discurso de agradecimiento ya iniciado, se encargó de enmendar el error: ‘Moonlight, vosotros habéis ganado’, dijo con la estatuilla dorada en la mano. “No es una broma”.

Poca gracia hizo al equipo de La La Land que tuvieron de inmediato que recoger alegrías, congratulaciones y agradecimientos y volver a sus sillas.

Warren Beatty explicó que le habían dado el sobre equivocado. “Quiero decirles lo que pasó. Abrí el sobre y decía: ‘Emma Stone, La La Land'”.

Al parecer habían hecho llegar a los presentadores, el sobre en el que se premiaba a la mejor actriz y que había recaído en Emma Stone por ‘La la land’.

Esta mañana y tras el descomunal revuelo mediático, el autor del “delito” ha confesado su culpa a través de un comunicado.

Se trata de la empresa PricewaterhouseCoopers, encargada de custodiar los sobres que tienen el nombre de los ganadores. La compañía ha reconocido que es la culpable y ha pedido disculpas.

“Nos disculpamos sinceramente con La La Land, Warren Baetty, Faye Dunaway, y los espectadores de los Oscar por el error que se ha producido durante el anuncio de la mejor película. Los presentadores recibieron erróneamente el sobre de la categoría equivocada y cuando se descubrió, se corrigió inmediatamente. Actualmente estamos investigando cómo podría haber ocurrido esto, y lamentamos profundamente que esto haya ocurrido. Apreciamos el humor con la que los nominados, la ABC y Jimmy Kimel manejaron la situación”.

Bueno, no se preocupen, no es para tanto… es más se agradece; la ceremonia de los Oscar es siempre tan mortalmente aburrida, que un poco de esto que ustedes han hecho, le ha dado este año su gracia.