Se buscan monjas para ocupar un convento en un pueblo de Cuenca

0

Se trata de un convento franciscano de la localidad de Villamayor de Santiago donde siempre habían residido monjas dedicadas a labores sociales. Ahora las monjas mayores se han marchado a una residencia y el convento se ha quedado vacío.

Pero los vecinos echan de menos los servicios que las religiosas prestaban a la comunidad, se ocupaban de los niños, cuidaban de los ancianos… y para conseguir que el convento vuelva a estar habitado, los habitantes de esta pequeña localidad conquense has invertido una gran suma de dinero en restaurar el edificio.

Esperan que a pesar de la poca vocación religiosa que actualmente hay en España, esto anime a algunas monjas a trasladarse hasta Villamayor de Santiago y quedarse allí para continuar con la labor que hasta hace cuatro años llevaba a cabo la congregación.

El convento cuenta con 25 habitaciones, comedor, cocina, una amplia huerta e incluso cuenta con un invernadero. Sin embargo, la estancia lleva vacía unos años debido a que las monjas franciscanas se tuvieron que marchar porque “eran todas mayores”.

Las antiguas hermanas del convento cuentan que “hay poca vocación en España” y matiza que de momento solo hay “una novicia”.