Un hospital valenciano incorpora ‘la biopsia rápida’ que diagnostica el cáncer de mama en menos de media hora

0

El Hospital Universitario de La Ribera ha puesto en marcha a primeros de este mes de agosto una técnica de biopsia rápida para cáncer de mama que permite conocer el resultado de la prueba en apenas 30 minutos. Algo que es posible gracias a la incorporación de un nuevo equipo de preparación de muestras por criogenización llamado Prestochill y que lo convierte en uno de los primeros centros de España en utilizar este equipo para las biopsias de mama.

La agilidad del protocolo permite reducir al máximo el periodo de incertidumbre diagnóstica, una de las etapas de mayor estrés por las que pasa la paciente a lo largo de la enfermedad. El procedimiento clásico, que suele alargarse entre 2 y 5 días, se reduce de esta manera a 30 minutos.

La biopsia rápida ha permitido al Hospital poner en marcha un nuevo protocolo médico que posibilita acortar el circuito diagnóstico de cáncer de mama. Un protocolo que requiere la coordinación entre los servicios de Radiodiagnóstico, Anatomía Patológica y Oncología.

En la mayoría de los casos el resultado de la biopsia es benigno y se le comunica de inmediato a la paciente, lo que evita sufrimientos innecesarios a la espera de un resultado.

En caso de que el resultado sea maligno, “este procedimiento permite agilizar la consulta con el oncólogo y las pruebas complementarias necesarias para definir mejor la estrategia terapéutica que se va a seguir en cada caso”, ha señalado la Dra. Bernet, patóloga del Hospital de La Ribera.

“La biopsia rápida es una manera de procesar el tejido que nos llega al servicio después de que la paciente le hayan hecho una autopsia”. “Es una congelación especial que mima mucho el tejido y lo conserva muy bien. En aproximadamente un cuarto de hora 20 minutos podemos ya estudiarlo en microscopio”.

En el caso de que el diagnostico sea de malignidad, todos los plazos se agilizan. “El patólogo informará a la paciente de las características de ese tumor, pedirá las pruebas complementarias necesarias y pondrá en marcha todo el circuito diagnóstico y terapéutico”, ha recalcado la patóloga.

El paciente empezaría a recibir tratamiento unos 20 días antes que por la técnica tradicional.