Igor San Roman nos habla de la digitalización de los departamentos de marketing y comercial

Igor San Román es CEO de Sociálitas

Igor San Román, CEO de Sociálitas habla sobre la digitalización de los departamentos de marketing y comercial.

0

Hablamos con Igor San Román, CEO de Sociálitas, sobre la digitalización de los departamentos de marketing y comercial, la explotación rentable de los datos.

La digitalización ha transformado la sociedad en múltiples aspectos, ¿cómo ha cambiado el comportamiento de compra en entornos cada vez más digitalizados?

Los compradores ya han recorrido más de la mitad del proceso de decisión antes de que un comercial comience una conversación con ellos. Para el año 2020, se espera que más del 85% de la interacción con una empresa se realice a través de procesos automatizados.

Pero estos cambios en los hábitos de compra también se ven reflejados en el aumento del número de decisores; hoy en día calculamos que un promedio de 4 personas participan en la decisión final de compra de una empresa dentro del entorno B2B.

Las empresas deben adaptarse a los nuevos hábitos de consumo de los clientes y el mercado. ¿Cómo ha afectado la digitalización a las formas de hacer negocios?

En el B2B, para tener éxito en una venta ya no es suficiente saber cómo identificar el público objetivo. Para poder alcanzar al interlocutor adecuado en el mejor momento, el comercial debe ser capaz de analizar y explotar los datos disponibles en la red.

Estar en posesión de datos de calidad se traduce en una efectividad mucho mayor a la hora de captar clientes en el momento preciso, acelerando el proceso de decisión. El nuevo ecosistema social ha cambiado los procesos de compra, la generación de leads y la forma en la que los comerciales venden sus productos.

El Social Selling se ha convertido en un de las mejores formas de encontrar clientes. ¿Cuáles son las claves para mejorar las ventas a través de redes sociales?

Vemos que utilizando las “técnicas tradicionales”, la venta en entornos B2B se hace cada vez más difícil (dificultad en conseguir visitas/reuniones, ciclo de venta más largo, mayor número de interlocutores, complejidad de ciertos sectores…). El Social Selling representa una de las mejores técnicas para los equipos comerciales actuales. Cada vez es más reconocido por los expertos y tiene mayor influencia en las estrategias de marketing y ventas.

Creo que la clave principal es que sea una estrategia “top down” en la cual la participación de la dirección de la empresa es esencial. Sera entonces más fácil alinear marketing y ventas para llevar a cabo una correcta digitalización de los procesos comerciales. Es también muy importante invertir en herramientas y formación (si no, será complicado que las fuerzas de ventas trasladen sus técnicas tradicionales de prospección al Social Selling).

También es necesario realizar conversaciones más relevantes con nuestros potenciales y clientes, para eso, es fundamental contar con información adecuada que ayude a realizarlas. Sin embargo, para tener éxito, el comercial tiene que implicarse en su actividad online.

Por último, destacar la importancia de la personalización de la venta. Ser identificado como un experto resulta fundamental en el ecosistema social. Los clientes compran a los comerciales que generan confianza y conocimiento de los nuevos modelos de negocio.

En la era de la información, el big data ha adquirido un papel imprescindible en las estrategias de marketing y comunicación de las compañías. ¿Están las empresas españolas sacando el máximo provecho de los datos de sus clientes?

Uno de los problemas con los que nos encontramos en el día a día es precisamente la falta de digitalización de los equipos comerciales. Esto ocurre incluso en empresas tecnológicas. Estas empresas sí que han digitalizado otros departamentos, pero todavía no han trasladado esa transformación a los equipos de ventas.

Por lo tanto, existe una necesidad de adaptación en el mercado B2B a los nuevos procesos comerciale. La Inteligencia Comercial y el Big Data permiten realizar esta transformación y acercase a los posibles clientes de forma personalizada, en el momento oportuno a la vez que se anticipan los posibles riesgos y se garantiza la venta.

Nos encontramos con un panorama en el cual los equipos comerciales y de marketing disponen en su gran mayoría de un CRM empresarial encargado de la administración y gestión de estos datos, pero muchas veces esta información está desactualizada e incompleta.

Lo que permite la Inteligencia Comercial es nutrir estos datos y contextualizarlos para brindar información actualizada de gran valor. El correcto manejo y gestión de estos datos supondrá una gran diferenciación  en el mercado respecto a los competidores.