Limitan la publicidad juegos de casino y apuestas

0

Polémica tras propuesta de limitar la publicidad de juegos de casino y apuestas – ¿protege a los ciudadanos o perjudica la inversión en medios?

Según datos recopilados por Tragaperrasweb.es, solo entre abril y junio del 2018 se invirtieron 41 millones de euros en publicidad, y otros 3 miles en patrocinios vinculados a los casinos y juegos de azar. Ahora, una propuesta del partido Podemos, en España, quiere limitar esta inversión en radio, periódicos y televisión para cuidar mejor de los ciudadanos.

El planteo es similar al que se hizo hace algunos años para el tabaco o el alcohol, y la idea detrás de la propuesta es proteger a menores y ludópatas que quedan expuestos a estímulos cada vez más recurrentes en los medios de comunicación. La polémica se genera por los exorbitantes montos que invierten hoy los operadores de juego en publicidad y patrocinios que, solo en España alcanzan los 133 millones de euros al año.

A partir de recomendaciones de la American Psychiatric Association, el flamante Plan de Acción de Adicciones 2018-2020 considera los juegos de azar como una adicción más. El nuevo plan, que involucra también al Ministerio de Salud Nacional y al regulador del juego, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) forma parte de un enorme plan de renovación de la estrategia nacional de adicciones en vistas al 2024. Se trata de un proyecto de tal magnitud, que el Gobierno de Madrid ha asignado 1.000 millones de euros para su implementación.

El nuevo enfoque se hará efectivo en una serie de medidas, por ejemplo estableciendo distancias mínimas entre dos salas de apuestas y entre las salas y una escuela o establecimiento donde concurren menores de edad. En Barcelona, por ejemplo, se hará un control más minucioso para la habilitación de nuevos espacios de juego. Se cree que reglas más estrictas podrán contrarrestar la propagación del juego y los problemas patológicos que puede traer en algunas personas.

Estas regulaciones serán diferentes en cada región, y la distancia entre salas o entre sala y “lugares sensibles” puede variar de entre 500 metros o incluso 1 kilómetro. Estas medidas se verán complementadas con multas severas al incumplimiento, o incluso podrían derivar en la cancelación de la licencia para operar o mismo el cierre permanente de la actividad comercial.