Retirada la carne polaca que no cumplía las garantías sanitarias de consumo

0

Los servicios sanitarios franceses han localizado en nueve empresas del país 795 kilos de carne de vacas enfermas exportada por Polonia, según ha explicado este viernes el ministro francés de Agricultura, Didier Guillaume.

Esta comunicación oficial francesa se produce un día después de que la inspección veterinaria de Polonia reconociera que un matadero de ese país exportó alrededor de 2.500 kilos de carne de vacas enfermas a diez países de la Unión Europea entre los que se encuentran España, Finlandia, Hungría, Estonia, Rumanía, Suecia, Francia, Lituania, Portugal y Eslovaquia.

En una entrevista al canal “CNews”, el ministro precisó que de ese total “150 kilos ya se han recuperado”. Además, reconoció que no se sabe si una parte ha podido ser distribuida en las tiendas pero espera tener más noticias en las próximas horas.

En cualquier caso, afirmó que se trata de un “fraude sanitario” y que las empresas francesas, de las que no dio los nombres, han sido engañadas.

Retirada en Portugal y Polonia

Portugal también retiró del mercado el pasado jueves un lote de 99 kilogramos de carne de vaca procedente de un matadero de Polonia que no tenía condiciones para el consumo.

El lote de carne aprehendido, destinado a un operador de comercio minorista de Portugal, fue destruido. La Dirección General de Alimentación y Veterinaria lusa envió un informe sobre la situación a las autoridades europeas.

Según recogen medios locales, el lote procedía de un matadero de la región de Mazóvia (Polonia) que utilizaba carne de vacas enfermas o heridas y las vendía al consumo, en un caso que fue revelado el fin de semana pasado por el canal de televisión polaco TVN24.

La cadena divulgó imágenes en las que los trabajadores del matadero retiraban heridas y tumores de la carne que después era destinada a la venta. La carne se distribuyó a 20 puntos de venta en Polonia, de donde ya ha sido retirada.

Localizada en Eslovenia

Eslovenia también ha recibido parte de la carne de vaca en mal estado que Polonia ha exportado a varios países de la Unión Europea, según han confirmado este viernes las autoridades sanitarias.

“Se trata de una serie de kebabs que llegaron a Eslovenia a través de Alemania”, confirmó la directora de la Inspección de seguridad de los alimentos y veterinaria, Andrea Bizjak, según la agencia de noticias eslovena STA.

No precisó de qué cantidad se trata, pero dijo que se espera la confirmación oficial por parte de Alemania de que realmente se trata de carne llegada del matadero polaco.