Continúa la inscripción de Euskaraldia que se celebrará en 421 municipios y 6.700 entidades

0

La inscripción de Euskaraldia está en marcha y representantes de las entidades que organizan el ejercicio social han presentado, hoy, los detalles de la segunda edición que se celebrará del 20 de noviembre al 4 de diciembre. Además de dar a conocer la presencia que tendrá este segundo Euskaraldia en Iparralde, los agentes reunidos han dado a conocer los datos de los municipios y entidades que participarán en el ejercicio en toda Euskal Herria.

En una comparecencia en el Ayuntamiento de Baiona han tomado la palabra Jean-René Etchegaray, alcalde de Baiona y presidente de Euskal Elkargoa, Antton Curutcharry, vicepresidente de Euskal Elkargoa y presidente de Euskararen Erakunde Publikoa, Miren Dobaran, viceconsejera de Política Lingüística del Gobierno Vasco, Amets Lahetlujan, representante de Euskal Konfederazioa y Kike Amonarriz, presidente de Euskaltzaleen Topagunea.

Euskaraldia en marcha en Iparralde

Representantes de las instituciones de Iparralde han destacado la difusión e implantación que está teniendo la segunda edición de Euskaraldia en los tres territorios de Iparralde. Han destacado que la creación de los arigune, novedad en esta edición, ha abierto nuevas oportunidades a Euskaraldia, y han destacado que a través de los arigune exteriores el euskera podrá tener una mayor presencia en las calles de Iparralde.

En la rueda de prensa, los representantes de Euskaraldia han destacado que Euskaraldia es una iniciativa que se ha desarrollado conjuntamente entre diferentes entidades. Además de desarrollar la colaboración transfronteriza, se ha destacado que se trata de un ejercicio organizado entre instituciones públicas y agentes sociales.

Los asistentes han recordado los objetivos de Euskaraldia: cambiar los hábitos lingüísticos de los participantes y aumentar el uso del euskera. Además, han recordado que el segundo ejercicio tendrá una duración de 15 días y que miles de ciudadanos podrán participar en los roles de ahobizi o belarriprest.

Al igual que en el resto de territorios de Euskal Herria, el 24 de septiembre comenzó el periodo de inscripción de la ciudadanía como ahobizi o belarriprest. Durante este periodo, que estará abierto hasta el 19 de noviembre, los participantes podrán elegir uno de estos dos roles:

Belarriprest: son los que piden que siempre se les hable en euskera; entienden el euskera y quieren que se hable en euskera con ellos. Quizá no hablen euskera en todo momento con todos los que lo entiendan, pero lo harán siempre que puedan y quieran. La clave está en el comportamiento y no en el nivel de conocimiento.

Ahobizi: los ahobizi se dirigirán en euskera a todas las personas que lo entiendan. Cuando no sepan si el interlocutor entiende euskera, la primera palabra será siempre en euskera; si el interlocutor entiende en euskera, seguirán siempre en euskera. La clave es hablar en euskera siempre que sea posible. Como en el caso de los belarriprest, el rol lo define la conducta.

 n más poblaciones, miles de entidades

Los organizadores de Euskaraldia han destacado dos datos.

Por un lado, que el Euskaraldia de este año se celebrará en más municipios que en la primera edición que se celebró en 2018. Las comisiones Euskaraldia se han constituido en un total de 421 municipios y en todas ellas los ciudadanos podrán participar en el ejercicio del 20 de noviembre al 4 de diciembre.

Por otro lado, en lo que respecta a los arigune, la principal novedad de esta edición, que son espacios creados por diferentes entidades para expresarse con tranquilidad en euskera, los organizadores han destacado que se han creado más de 25.000 arigune a lo largo y ancho de toda Euskal Herria. Los miembros de la mesa de coordinación de Euskaraldia han explicado que en total 6.737 entidades han iniciado un proceso para crear 25.091 arigune en las 8.174 sedes que tienen en los diferentes territorios. La distribución de los espacios ha sido de nuevo bastante igualada: el 52% será arigune interior y el 48% arigune exterior. En cuanto a las entidades, han sido empresas, comercios, entidades y asociaciones de todo tipo las que han creado los arigune. Los pequeños comercios, asociaciones, agentes educativos, empresas de servicios y entidades públicas han sido los más destacados en número, pero junto a ellos han estado pequeñas empresas, agentes sociales, sindicatos y otros.

Estos dos datos (el número de municipios y arigune) han sido muy bien valorados por la organización. De hecho, en la situación provocada por el COVID-19 ha sido muy difícil poner en marcha comisiones en los pueblos y trabajar con las entidades. Sin embargo, se ha podido ver que hay voluntad de ganar espacios para el euskera y que son muchos los ciudadanos y agentes dispuestos a dar pasos.

 Llamamiento para participar como ahobizi o belarriprest

Tal y como se ha destacado en la comparecencia, la inscripción va creciendo cada día y en las próximas semanas se podrán conocer los primeros datos. No obstante, los organizadores han aprovechado la comparecencia para pedir a todos los que ya se han inscrito que animen a participar también a las pesonas de su entorno.

Todos los participantes en la edición de 2018 han vuelto a ser llamados a participar, recordando que el proceso de cambio de hábitos lingüísticos exige insistencia y continuidad. Además, la organización ha dicho que les gustaría animar a participar a quienes por un motivo u otro no pudieron participar en la primera edición.

Se explica que las condiciones de participación son las mismas que en la edición anterior. La iniciativa pretende incidir en los hábitos y comportamientos lingüísticos de las personas mayores de 16 años. Los participantes deben tener al menos la capacidad de entender el euskera, pero a partir de ahí, cada uno decidirá qué rol es el más adecuado para él. De forma consciente y voluntaria, las personas que quieran cambiar los hábitos lingüísticos o dar pasos en el uso del euskera podrán decidir e inscribirse en el rol que quieren desempeñar durante los 15 días, para poder realizar el ejercicio vistiendo la chapa del rol que les corresponde entre el 20 de noviembre y el 4 de diciembre.

La organización ha explicado que hay tres formas de inscribirse en Euskaraldia:

  • Mediante la web euskaraldia.eus
  • En los puntos de información y mesas que organizarán las comisiones locales de Euskaraldia
  • En la aplicación telefónica ya disponible

Declaraciones:

Miren Dobaran, viceconsejera de Política Lingüística del Gobierno Vasco: “Este año además del esfuerzo individual, gracias a los arigune, vamos a crear los espacios protegidos para realizar este ejercicio social con más seguridad. Esperamos que sea otra experiencia positiva para mucha gente. Necesitamos que se dé ese paso y que la gente se sienta bien. Necesitamos ilusión en esta dura situación que vivimos, ya que, a pesar de la enfermedad, tenemos que utilizar el idioma a diario y Euskaraldia aportará experiencias positivas y motivación. El objetivo es disfrutar juntos haciendo ese camino y ofrecernos nuevos espacios para utilizar el euskera. “

Amets Lahetjuzan, representante de Euskal Konfederazioa: “Tenemos que utilizar el euskera, pues es la única manera de asegurar su futuro. La población debe utilizarla una vez estudiada, ya que la transmisión y el uso son inseparables. Muchas entidades como Euskal Konfederazioa, otras asociaciones, instituciones, servicios públicos y enpresas, que estamos trabajando en ello todos los días: en diferentes áreas y actividades, paso a paso, ofreciendo servicios en euskera, adecuando los funcionamientos internos, para promover el uso del euskera. Todo eso tiene un único objetivo: dar a cualquier ciudadano la oportunidad de vivir en su día a día, en euskera”.

Kike Amonarriz, presidente de Euskaltzaleen Topagunea: “Queremos pedir a todos los ciudadanos y euskaltzales que activen a amigos, familiares o compañeros de su entorno. La pandemia nos ha dificultado la organización de Euskaraldia y necesitamos la ayuda de todos para llegar a todos los ahobizi y belarriprest de Euskal Herria. Participar en Euskaraldia es una forma de demostrar en la práctica que queremos hacer frente a la pandemia, que queremos fortalecer nuestra comunidad y que queremos una Euskal Herria cada vez más euskaldun”.