Novena edición del Festival Aéreo de Gijón

0

aereo gijonEl Festival Aéreo de Gijón contará en esta novena edición con la exhibición de la Patrulla Águila, que no sobrevolaba la ciudad desde hace cuatro años y que, en esta ocasión, será la encargada de cerrar el evento, el próximo día 27, sobre la bahía gijonesa, y compartirá protagonismo con un caza de la Segunda Guerra Mundial, el P 51 Mustang.

El festival dará comienzo a las 12.00 horas con la PAPEA (Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire). La Armada Española volverá con el Harrier y traerá como novedad el Helicóptero SH 60 Seahawk, que es la versión naval de Guerra Antisuperficie y Antisubmarina del helicóptero protagonista de la película bélica ‘Black Hawk Derribado’.

Además de la Patrulla Aguila y la PAPEA, también participará en el apartado acrobático con el Staudacher 300 de Jorge Macías. También volverá la Fundación Infante de Orleans volverá con dos aviones, el Texan T 6 y el Beechcraft C45 –el avión de la película ‘Casablanca’ y de ‘Tintín’).

Entre las novedades, habrá 8 participantes que sobrevolarán Gijón por primera vez en el festival y un total de 22 o 24 aviones. Se espera asimismo que participe el OV 10 BRONCO, avión que se canceló las dos pasadas ediciones por la climatología adversa.
La Asociación de Ultraligeristas del Principado de Asturias (AUPA) y El Aeroclub Llanera, colaboradores activos del evento, tomarán parte un tiempo antes de la hora oficial para “calentar el ambiente”.

Gijón contará además con el P 51 Mustang el caza más importante de todo el teatro de operaciones europeo durante la II Guerra Mundial. “Todo un hito que además responde a peticiones de muchos aficionados que nos escribían vía página web”, según los organizadores.
También estará la Cessna Bird Dog, que ostenta el record de ser el segundo avión más derribado de la guerra de Vietnam, después del mítico F 4 Phantom (el avión estático). Este pequeño aparato servía de aeronave de enlace, observación y marcaje de blancos para los bombarderos en el sudeste asiático. El avión podrá ser visitado en La Morgal.

Se llevarán a cabo diversas actividades durante la semana. Permanecerá abierta al público, desde el próximo lunes 21 al sábado 26, una exposición aeronáutica en la colegiata San Juan Bautista. Entre otras cosas, habrá simuladores, un asiento eyectable, fotos, maquetas, e incluso un rincón dedicado a la figura de Juan Cobos, recientemente fallecido y gran colaborador con este Festival, así como un gran aficionado al vuelo en globo aerostático.

El Salón de Actos del Centro de Cultura Antiguo Instituto acogerá este jueves una conferencia del general de División del Ejército del Aire y actual jefe de su Servicio Histórico y Cultural, José Javier Muñoz Castresana, quien repasará la historia del Ejército del Aire cuando se cumplen 75 años de su fundación. Bajo el título, ‘Anécdotas de la Historia de la Aviación Española, y cómo nos ocupamos de conservarla’, la ponencia tendrá lugar a las 17.30 horas y habrá entrada libre.

También, quien lo desee, puede disfrutar de un bautismo aéreo. El Aeroclub LLanera y de la Agrupacón de Ultraligeristas del Principado de Asturias ofertan una primera experiencia en avioneta, a un precio de 35 euros la semana previa al Festival, de 45 fuera de esa semana y de 25 en Ultraligero. Las avionetas tienen una capacidad de tres personas más piloto, mientras que los ultraligeros solo de una persona, excluyendo al piloto.

Habrá un avión estático (F 4 ‘Phantom’) ubicado en el Náutico, desde el próximo viernes 25 al domingo 27. En concreto, se trata de medio fuselaje del mítico caza de la Guerra de Vietnam, recién restaurado y al que se puede acceder a cambio de una compra de la tienda de material aeronáutico que lo acompaña, aunque sea una pegatina, como apoyo al coste de la restauración.

Este avión participó en el conflicto del sudeste asiático y luego fue vendido al Ejército del Aire Español, dónde realizó labores de reconocimiento fotográfico hasta que terminó su vida operativa en el año 2002.