A Coruña inicia la 5ª fase del paseo marítimo

0

El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, ha visitado el inicio de la 5ª fase del plan de reordenación del borde litoral con las obras de modernización del paseo marítimo en el tramo de la playa de Riazor entre la plaza de Portugal y la Coraza del Orzán.

Con un presupuesto de 668.525 euros, el proyecto estará terminado para la celebración de San Juan del próximo año y para el inicio de la temporada de playas en verano.

“Hoy empezamos las obras de la 5ª fase del paseo marítimo, una obra necesaria que arranca del concurso de ideas al que se presentaron 83 propuestas”, explicó el alcalde, quien destacó que el nuevo proyecto se ajusta precisamente a las tres premisas básicas que se extrajeron de dicho concurso: dar más protagonismo al mar, acercar los ciudadanos a la costa y conseguir una mayor accesibilidad a la playa.

El Ayuntamiento adjudicó esta 5ª fase del proyecto, a la que se presentaron 21 ofertas, a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Ogmios Proyecto y Operis Obras y Mantenimiento por un importe de 668.525 euros, lo que supuso una rebaja del 21% con respecto al presupuesto de licitación, un ahorro de más de 178.000 euros. El alcalde detalló que el objetivo es que las obras estén terminadas para la temporada de playas del próximo verano y para la celebración de San Juan.

Carlos Negreira destacó que, dentro de la filosofía de mejorar el acceso a las playas y la imagen del paseo marítimo, las obras incluyen una solución escalonada en forma de mirador, una experiencia que ya se probó con éxito en el tramo más próximo al Playa Club. De esta manera, se salva el desnivel actual entre el paseo y la playa. Los nuevos tramos de graderío programados por la Concejalía de Infraestructuras estarán anclados al muro del paseo y cumplirán una doble función:

– Servirán como zona de estancia para disfrute de la playa.

– Mejorar la accesibilidad al arenal y poner fin a las barreras arquitectónicas del pasado. Para conseguirlo: 1) En el acceso próximo a la Coraza, se colocará una rampa de hormigón impreso -con una pendiente del 6%- para sustituir una de las escaleras de acceso a la playa; mientras que otra escalera se modifica para que sea perpendicular al muro del paseo. 2) En el acceso más próximo a la calle Pondal, se modifica la rampa para que la pendiente pase del 18,5% al 6% de desnivel; además, la escalera también se modifica para que sea perpendicular al paseo. 3) Se recrecen las tres plataformas que se encuentran bajo los accesos actuales para reducir la cota entre el paseo y el arenal.