De Santos señala que el PP de Matas exigía un 3% en comisiones con cada adjudicación

0

El exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos ha señalado, en su declaración como testigo ante el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, que el PP balear, bajo el mandato de Jaume Matas (2003-2007) y con la connivencia del partido a nivel nacional, exigía un 3 por ciento en comisiones con cada adjudicación pública, tal y como han informado fuentes jurídicas.

El exregidor, cuya comparecencia se ha prolongado durante más de tres horas en el marco de la pieza 28 de la causa, centrada en la financiación presuntamente ilegal del PP, ha señalado además que la formación reclamó nueve millones de euros a cambio de la concesión de las obras para la construcción del hospital de referencia de Baleares, que recayó en manos de Dragados tras un proceso cuya tramitación está siendo investigada.

El juez Castro emplazó a comparecer a De Santos tras incoar este nuevo fleco del caso Palma Arena, con el que daba respuesta a la documentación presentada por el fiscal anticorrupción Pedro Horrach sobre la reforma del inmueble, entre la que se hallaban numerosas facturas así como la confesión efectuada el año pasado por el exconcejal. A partir de ahora, el magistrado debe proseguir con las pesquisas y decidir nuevas citaciones.

De Santos, condenado por otras dos causas de corrupción, ha comparecido en los Juzgados de Vía Alemania en medio de una amplia expectación mediática y, durante su interrogatorio, que ha tenido lugar en el despacho de Castro, se ha ratificado en la declaración que ya efectuó en julio del pasado año dentro de las diligencias secretas que la Fiscalía Anticorrupción tiene abiertas en torno a la adjudicación del centro hospitalario de Son Espases.

Ya en su primera comparecencia, señaló que sabía por terceros que Matas le pidió una “cantidad importante” de dinero al empresario y presidente de ACS -de la que es filial Dragados-, Florentino Pérez, a cambio de serle adjudicada la construcción y explotación de Son Espases, aprobada en 2006. No obstante, el propio Pérez aseguró en la comisión de investigación impulsada por el Parlament no conocer nada de este tema ni haber hablado con Matas “ni de obras, ni adjudicaciones”.

En su declaración ante Castro, el testigo ha recordado que fue el delegado del área de Construcción de Dragados en Baleares, Juan Antonio Esteban, quien le dijo que Matas había pedido tal cantidad de dinero al empresario.

De hecho, fue la UTE formada por Dragados, FCC, Melchor Mascaró S.L. y Llabrés Feliu S.A. la que se hizo con el contrato de las obras y explotación del complejo hospitalario, una de las mayores infraestructuras impulsadas durante el último mandato de Matas. Un proceso que inicialmente se había decantado a favor de la competidora OHL, cuyo presidente es el exministro Juan Miguel Villar Mir.

NUEVE MILLONES DE EUROS A CAMBIO DE CONSTRUIR SON ESPASES

Al respecto, De Santos ha explicado que en su día le comentaron que el PP exigió nueve millones de euros a ambos conglomerados, de modo que la concesión sería otorgada a quien se comprometiera a abonar el soborno. El exconcejal ha apuntado además que era el tesorero del PP y cuñado de Matas, Fernando Areal, quien mediaba en el cobro de las comisiones.

En concreto, la constructora de ACS se hizo con la contratación por 635 millones de euros tras haber sido propuesta por la Mesa de Contratación y haber obtenido, en diciembre de 2006, mayor puntuación que la oferta presentada por OHL. No obstante, inicialmente el expediente se decantó por ésta última, cuya oferta ascendía a 778,4 millones.

OHL fue desbancada así como favorita después de que el Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el de Economistas variaran las puntuaciones inicialmente adjudicadas por la empresa privada Global PM. Preguntado por esta última empresa, De Santos ha aseverado que se trataba de una mercantil afín al PP y, más en concreto, al exconseller de Interior y actual presidente del partido en Palma, José María Rodríguez.

FINANCIACIÓN DE LA SEDE DEL PP

Respecto a la reforma de la sede del PP, De Santos ha manifestado que ésta fue financiada en parte por el empresario Antonio Pinal, propietario de Bruesa, quien le comentó que ayudó en las obras del inmueble de los ‘populares’ a cambio de serle adjudicado el desarrollo de un proyecto urbanístico en los cuarteles de Son Busquets.

En este sentido, el constructor Juan Serra reconoció en su día haber recibido dinero negro en la sede del PP, de cuya reforma se encargó -hasta 70.000 euros en metálico y sin factura a través de Areal-.

El magistrado tiene asimismo en sus manos las manifestaciones efectuadas por el extesorero del PP nacional Luis Bárcenas durante la comisión de Son Espases, en la que, a través de videoconferencia, afirmó que un empresario gallego, en alusión a Pinal, colaboró en la adquisición y financiación de la sede del partido junto a otros empresarios.