Marco y Oltra acuerdan que la Generalitat aumentará la financiación de los programas de servicios sociales municipales

0
Visita de la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana Monica Oltra a la Alcaldesa de Castellon Amparo Marco.

La alcaldesa explica que la subvención de la Conselleria tan sólo supone un 12% de la inversión municipal en bienestar social.

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco; el vicealcalde, Enric Nomdedéu y el concejal de Bienestar Social, José Luis López, han mantenido esta mañana una reunión de trabajo con la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad y Política Inclusiva, Mònica Oltra.

En el encuentro, Marco ha explicado a Oltra que el Ayuntamiento de Castellón desarrolla un gran número de programas de Servicios Sociales, Atención a la Dependencia y dinamización del colectivo de Gente Mayor. “Sin embargo, la financiación que se transfiere a estos programas desde la Conselleria resulta descompensada e insuficiente si tenemos en consideración la magnitud de los grupos poblacionales a quien va dirigidos y si queremos ofrecer una prestación de calidad “. Por ello, la alcaldesa ha pedido a la vicepresidenta “una mayor corresponsabilidad entre las administraciones ya que es necesario financiar estos programas con mayores cuantías de modo que se equilibren más ajustadamente los costes”.

En concreto, las subvenciones anuales que transfiere la Generalitat al Ayuntamiento en materia de Servicios Sociales “representan poco más del 12% global de un presupuesto que ronda los 6 millones de euros” ha lamentado Marco. Esta cantidad supone un desequilibrio importante en la financiación de un gran número de programas sociales: el Programa de Emergencia Social tiene un presupuesto municipal de 2.200.000 € pero la financiación de la Conselleria de Bienestar Social es de 440.000 €; el Albergue de Transeúntes supone un gasto de 545.000,00 € anuales al Ayuntamiento mientras que la Generalitat destina a este servicio 90.000 €; y los Programas de Atención a la Dependencia representan un coste a las arcas municipales de 1.523.000 € frente a los 230.000 € que aporta la Conselleria. Por último, hay numerosos programas como las Aulas de Formación Familiar, el Taller de intervención con jóvenes, el Servicio de guardería municipal, el Programa de Cooperación Social, Los servicios específicos a personas en situación de discapacidad o la gestión del Centro Especializado de Atención a Mayores “Urban” que son financiados íntegramente desde este Ayuntamiento.

Ante esta situación, Amparo Marco ha explicado que “sabemos de las dificultades financieras por las que atraviesa el Gobierno valenciano tras veinte años de gobiernos insolidarios, que no han tenido a las personas en el centro de las políticas sociales. Somos conscientes de que poner orden en este caos será difícil… pero el Ayuntamiento de Castellón debe defender los intereses de sus más de 170.000 habitantes, y apuesta por mantener y fomentar mejores servicios de atención a la ciudadanía”.

Por su parte, la vicepresidenta, Mònica Oltra, se ha comprometido a atender las demandas del ayuntamiento en cuanto a aumentar la financiación de la Generalitat Valenciana en los programas de Servicios Sociales municipales, de cara al presupuesto del año que viene. “No puede ser que Castellón siempre esté en el furgón de cola de las inversiones en Bienestar Social” ha afirmado la vicepresidenta quien ha añadido que “no podemos exigir al Gobierno Central una financiación justa para todos los territorios y luego no repartir equitativamente nuestros recursos en función de la población”.

Mònica Oltra también ha explicado que “somos la Comunidad Valenciana que menos invierte en políticas sociales de España y esto es una carga que no se puede sostener porque el principal objetivo del Gobierno de la Generalitat Valenciana es rescatar personas y solucionar los problemas de la ciudadanía”. Para ello, ha apuntado algunas medidas que se van a poner en marcha como sería la remunicipalización de los servicios sociales de forma que en temas como la dependencia se puedan utilizar los equipos base municipales para valorar y tramitar las ayudas de dependencia.

Para la vicepresidenta, estamos ante un replanteamiento general del sistema que precisa de una complicidad y colaboración mayor entre la Generalitat y el ayuntamiento, “y por ello pensamos que muchas de las reivindicaciones que hoy nos ha hecho la alcaldesa se pueden acomodar en este nuevo planteamiento” ha concluido.