La Policía libera en Jaén a un joven que había sido secuestrado por un grupo criminal

0

Víctima y captores fueron localizados en las inmediaciones de una sucursal bancaria cuando el secuestrado se disponía a pagar el dinero exigido por los criminales.

La Policía Nacional ha liberado a un joven que había sido secuestrado por un grupo criminal. Al parecer los detenidos tenían conocimiento de la venta, que había realizado junto a su hermano, de una finca por la que habían recibido una alta cantidad de dinero; desde entonces ambos estaban siendo extorsionados por los miembros del grupo.

Uno de los hermanos fue sorprendido por la noche cuando se encontraba en la calle en compañía de un amigo, fue introducido por la fuerza en una furgoneta y trasladado hacia un domicilio de la ciudad donde fue encerrado. En poco más de seis horas, los investigadores lograron liberarle y detener a siete de los componentes de la banda.
Todo comenzó hace unos tres meses, ambos hermanos habían vendido una finca rústica por la que recibieron una alta cantidad de dinero, desde entonces, presuntamente, estaban siendo extorsionados por varios individuos los cuales, bajo amenazas de muerte y sin que existiera deuda alguna, les estaban obligando a entregar importantes cantidades de dinero a lo que las víctimas accedían embargados por un miedo insuperable.

La primera vez que uno de los hermanos entregó una cantidad de dinero fue cuando se encontraba en la localidad jienense de Torredonjimeno, cuando fue abordado por varios individuos que se apearon de dos vehículos.

Sin mediar palabra alguna, le cogieron por el cuello amenazándolo con propinarle una paliza, le registraron sustrayéndole 350 euros que en ese momento portaba, no denunciado este hecho por el miedo que tenía, y entregando en metálico hasta 4000 euros.
Posteriormente, cuando se encontraba alojado en un hotel de Torredelcampo, varios individuos realizaron la misma operación que la anterior, en esta ocasión les entregó 1.000 euros

Al mismo tiempo, su hermano estaba padeciendo el mismo tipo de extorsión. Unos individuos se personaron durante varios días en su domicilio y, ante las amenazas y coacciones, les entregó más de seis mil euros.
Huyendo de los extorsionadores, ambos hermanos se alojaron en un hotel de Jaén, sin embargo fueron detectados por el grupo que se desplazó hacia el lugar.

Uno de los hermanos, que se encontraba paseando por la noche por las calles adyacentes, fue abordado por cuatro individuos que lo introdujeron en una furgoneta de color azul llevándole hacia un domicilio. Una vez allí, le exigieron el pago de 2.500 euros bajo la amenaza de: “no sales vivo de aquí”. Invadido por el miedo, les dijo que se los daría al día siguiente a la apertura de los bancos. Posteriormente y bajo vigilancia, lo encerraron en una habitación despertándole sobre las nueve horas con el fin de dirigirse a una entidad bancaria para extraer el dinero que le habían pedido.
Los investigadores, que ya tenían conocimiento de los hechos, elaboraron un dispositivo con el fin de localizar a la víctima y a sus captores, para ello controlaron las diferentes sucursales de la entidad financiera donde se podría extraer el dinero, siendo detectados en una de ellas. Los agentes en acción rápida y sorpresiva, liberaron a la víctima deteniendo a cuatro de los integrantes de la banda. Posteriormente los investigadores lograron ubicar el domicilio donde estuvo secuestrado deteniendo a tres personas que en él se encontraban.