Detienen en Málaga a la mano derecha del mayor narcotraficante de Europa

0

La Guardia Civil ha detenido en Málaga a Emiel B., el lugarteniente de Robert Dawes, un británico considerado el mayor narcotraficante de Europa, capaz de meter casi 1,5 toneladas de cocaína en un avión desde Venezuela y cruzar el túnel del Canal de la Mancha con coches cargados de droga oculta en dobles fondos.

Dawes ya fue en noviembre pasado en la Costa del Sol y en la actualidad está preso en Francia. Ahora se ha detenido a su lugarteniente, un holandés que quiso seguir la actividad delictiva de su líder y que continuaba desarrollando operaciones de tráfico de drogas a gran escala, además de estar relacionado con varios asesinatos de miembros de bandas rivales holandesas.

Emiel B., de 42 años, quien con frecuencia se desplazaba desde Holanda a la provincia malagueña, donde hasta la detención de su jefe recibía instrucciones de éste sobre el tráfico y distribución de drogas que llegaban a puertos europeos, especialmente a Amberes y Rotterdam.

Así, la Guardia Civil, en colaboración con la Policía holandesa, inició una investigación paralela en ese país y averiguó que Emiel B. mantenía frecuentes reuniones en Holanda con jefes de cárteles de la droga de países sudamericanos, que se desplazaban para ultimar operaciones de narcotráfico.

Los agentes descubrieron durante sus pesquisas las relaciones de “negocio” que esas organizaciones holandesas mantenían con otros individuos relacionados con el narcotráfico en Holanda vinculados a la banda motera ‘Satudara’. Como resultado de las investigaciones, se determinó que Emiel B. y sus hombres podrían estar implicados en ajustes de cuentas con fusiles de asalto AK-47, en los que habrían fallecido al menos 15 personas en los tres últimos años.

Tras la detención de Robert Dawes, el equipo de investigación conjunto de la Guardia Civil y la Policía holandesa comprobó que su lugarteniente seguía visitando la costa malagueña con la intención de mantener activa la infraestructura de la red en España.

El detenido, sobre el que pesaba una Orden Europea de Detención dictada por las autoridades judiciales holandesas, ha sido extraditado ya a ese país, donde se decretó su ingreso en prisión.