En un Parque Nacional de India es legal matar cazadores furtivos para proteger a los rinocerontes

0

Hoy, con más de 2.400, el Parque Nacional de Kaziranga, alberga dos tercios de la población mundial de rinocerontes. Eso después de casi un siglo intentando recuperar la especie.

Hasta ahí todo bien, lo que sucede es que los métodos que la dirección del parque utiliza para mantener a salvo a estos animales, no son aceptables: los guardianes del parque tienen permiso para perseguir y matar a tiros a los cazadores furtivos que encuentren en la reserva.

Los datos apuntan incluso que algunos años se han “cazado” más furtivos que rinocerontes. Hasta 20 cazadores han sido abatidos a tiros por los guardaparques en 12 meses. En los últimos tres años, 50 personas han sido ejecutadas por el personal del parque sin que cayera sobre ellos ningún tipo de consecuencia penal.
Kaziranga está densamente poblada por infinidad de grupos tribales que viven en los bosques cercanos. Son ellos, mayoritariamente, las víctimas de este incoherente y excesivo celo por proteger a los rinocerontes. La ONG Survival International, asegura que los derechos de las comunidades tribales han sido sacrificados en beneficio de la protección de la vida silvestre.

“El parque está manejado con una enorme brutalidad”, dice Sophie Grig, líder de la campaña. “No hay jurado, no hay juez, no se hacen preguntas. Y lo más aterrador es que hay planes para implementar esta política de disparar en el momento en toda India”.

India está planeando una expansión masiva de su red de parques nacionales y duplicar el tamaño del Parque de Kaziranga. Estos planes implican el traslado de 900 poblados. Se estima que más de 200.000 personas deberán abandonar sus hogares. Y el riesgo de que las brutales políticas de control de la caza furtiva, incremente el número de asesinatos de forma totalmente impune.