Desmantelada en Tenerife una organización criminal dedicada a organizar peleas de perros salvajes

0

Todos los perros encontrados durante la operación policial habían sido robados y se les había extraído el chip para que no fueran localizados. Los perros que participaban en la peleas eran de raza pitbull, también se han encontrado perros de razas más pequeñas que servían a los de mayor tamaño para practicar agresividad o como alimento.

La operación ordenada por un juzgado de Torrejón de Ardoz ha logrado acabar con una organización criminal dedicada a la celebración de peleas de perros. La policía ha detenido a 23 personas en una finca ubicada en el municipio de Güímar.

La organización formaba un entramado criminal de carácter jerárquico que tenía organizadores de peleas de perros en Tenerife y Madrid.

El juez instructor de Güímar y la fiscal de Urbanismo y Medio Ambiente, Francisca Sánchez, han tomado declaración a los detenidos durante más de seis horas y han decretado prisión comunicada y sin fianza para cuatro de los 10 investigados. Los seis restantes han abonado la fianza.

A los investigados les imputan los delitos de maltrato de animales cometidos en el seno de organización criminal, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas.
Los agentes que accedieron a la finca en la que se habían congregado los presuntos autores de los hechos encontraron una especie de ring en el que se celebraban las peleas de los perros —todos de raza pitbull— y cadáveres de animales en un barranco cercano.

En el lugar se encontraron restos de perros de menor tamaño, la mayoría de raza Foxterrier, que eran usados como “sparring” y alimento para los pitbull.

Todos los perros habían sido robados y tenían chip, pero estos eran extirpados con un bisturí. En la misma operación se ha detenido a un policía local del municipio de Arona y a un veterinario que suministraba sustancias a los perros para aumentar su tamaño y fiereza.