Arqueólogos españoles desentierran en Luxor un jardín funerario de hace 4.000 años

0

Un equipo arqueológico español ha descubierto en el sur de Egipto un jardín funerario de hace casi 4.000 años perteneciente al Imperio Medio (1.980-1790 a.C.).

El descubrimiento se localiza cerca de la ciudad de Luxor, en la zona de Dra Abu al Naga. El jardín funerario está ubicado en un patio, mide tres metros y se divide en cuadrados de unos treinta centímetros.

El equipo español de egiptólogos que han hecho el hallazgo pertenece al “Proyecto Djehuty”. Desde el año 2001, el Proyecto Djehuty, dirigido desde el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, en Madrid, ha servido para explorar los secretos faraónicos del siglo XV a.C. desenterrando numerosos hallazgos de esa época que ayudan a reconstruir la historia antigua.

Esta vez han desenterrado un jardín funerario que data de hace 4.000 años. El jefe del departamento de Egiptología del ministerio egipcio, Mahmud Afifi, ha explicado el jardín pudo haber contenido diferentes tipos de plantas y flores y que en una de las esquinas del patio, todavía se conservan la raíz y el tronco de un árbol pequeño.
“El descubrimiento del jardín puede arrojar luz sobre el medio ambiente y la jardinería en la antigua Tebas (Luxor) durante el Imperio Medio”, señaló Afifi.

El jefe de la misión española, José Manuel Galán, aseveró que en varias tumbas del Imperio Nuevo faraónico (1539-1075 a.C.) se habían visto jardines representados en las entradas de los monumentos funerarios, algo que tendría “probablemente un significado simbólico y desempeñó un papel en los ritos funerarios”, sin embargo, “no se había encontrado antes nada semejante en la antigua Tebas”.

Este hallazgo, además de destacar la importancia como “lugar sagrado” de la zona de Dra Abu al Naga, ubicada en la orilla occidental del río Nilo, también ofrece “la confirmación arqueológica de un aspecto de la cultura y religión del antiguo Egipto que hasta ahora solo se conocía por la iconografía”, indicó Galán.
El hallazgo forma parte de la 16ª campaña de excavaciones arqueológicas en la colina de Dra Abu el-Naga –en la orilla oeste de la ciudad egipcia de Luxor– del Proyecto Djehuty.

El descubrimiento se realizó durante los trabajos de excavación en el área alrededor de las tumbas excavadas de la 18ª dinastía temprana de Djehuty y Hery (1500-1450 a.C.), en la necrópolis de Dra Abu el-Naga.