Más de 30 agentes en el Think Tank sobre Elkar-EKIN

0
98

Más de 30 agentes que trabajan en diversos ámbitos de la exclusión social en Gipuzkoa participaron ayer por la mañana en el Think Tank “La comunidad como anclaje para trabajar con las personas en situación de exclusión grave”, que en el marco del Plan de Inclusión Social Elkar-EKIN se celebró en Eureka! Zientzia Museoa de Donostia.

Según ha destacado el diputado general, Markel Olano, a través de este Think Tank de hoy “queremos debatir y reflexionar” en conjunto sobre la importancia de la comunidad “como anclaje” para trabajar con las personas en situación de exclusión grave. “Y es que ese es precisamente uno de los objetivos clave del Plan de Inclusión Social 2016-2020 Elkar-EKIN”, ha añadido Olano, para quien este tipo de programas de activación comunitaria constituyen uno de los “ejes básicos” de los servicios sociales para la inclusión en Gipuzkoa. “Entendemos los recursos comunitarios de la forma más amplia posible, es decir, equipamientos y entidades deportivas y culturales, comercios, cuerpos de seguridad, empresas, entidades del tercer sector, asociaciones vecinales, etc”.

En palabras del diputado general, por un lado, es “una satisfacción” poder decir que el índice GINI, que mide la desigualdad económica, “ha bajado en Gipuzkoa. Más concretamente, ha descendido de 26,3 puntos de 2014 a 25,3 en 2017”. “Cuanto más alto es el coeficiente GINI –ha explicado el máximo responsable foral-, más alto es el nivel de concentración de la riqueza –de injusticia económica– de una sociedad. Por tanto es una satisfacción poder decir que en Gipuzkoa, con 25,3 puntos del índice GINI, y también en Euskadi, con 25,8, estamos  por debajo del 30,8  de la Europa de los 28 y muy por debajo del 34,5 del Estado español, donde solo ha bajado una décima desde 2015”.

En ese sentido, si bien ha incidido en que es muy positivo “más de 11.200 guipuzcoanas y guipuzcoanos hayan salido de la pobreza”, ha apuntado que “tenemos que  seguir trabajando para la inclusión”, porque “es un hecho” que los casos más graves de pobreza severa o exclusión “se están cronificando”. Y ha añadido que “ese es precisamente uno de los cometidos prioritarios” de este Think Tank de hoy, dentro Plan de Inclusión Social 2016-2020 Elkar-EKIN.

Posibles líneas de actuación

Así, en esta sesión de trabajo de ayer por un lado los asistentes conocieron el planteamiento teórico y las experiencias concretas que en esta línea de integración comunitaria se desarrollan en Madrid y Barcelona, de la mano de Patricia Bezunartea, (directora del Departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Móstoles), y de Joan Uribe (Gerente del Consorci de Serveis Socials de Barcelona) respectivamente.

Y por otro lado, durante el Think Tank también se presentaron las experiencias que en esa línea se están desarrollando en Gipuzkoa en el marco del proyecto Bizilagun Sareak, un nuevo modelo de voluntariado que dentro de la iniciativa Etorkizuna Eraikiz, tiene como objetivo cconsta de cinco experiencias piloto en cuatro comarcas del territorio para promover nuevas fórmulas de solidaridad vecinal y voluntariado de proximidad en varios ámbitos: personas mayores, personas en riesgo de exclusión, ámbito rural…

A continuación, se llevaron a cabo un debate abierto conducido por Félix Arrieta (Universidad de Deusto) a partir de lo expuesto en las experiencias presentadas en la primera parte de la mañana, y con unas preguntas que sirvan de base y guía para su desarrollo, con objeto de conocer modos de involucrar a los distintos agentes sociales en la inclusión social, así como valorar posibles líneas de actuación para los próximos años.

Para finalizar, Joseba Zalakain, director del SiiS (Centro de Documentación y Estudios) realizó un pequeño resumen de todo lo expuesto en el debate, tras lo cual la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, cerró la jornada haciendo hincapié en que la inclusión social es una cuestión “de comunidad en un sentido amplio”, no únicamente del ámbito de las políticas sociales, por lo que ha realizado un llamamiento a “tejer conexiones entre distintos ámbitos” de la sociedad para así poder lograr una Gipuzkoa “aún más inclusiva”.