La defensa de Pablo Ibar comienza a preparar la apelación para poder evitar la condena

0

Pablo Ibar, tras ser declarado culpable del triple asesinato cometido en Florida en 1994 en el juicio celebrado el pasado sábado, ha hecho saber que sus abogados han comenzado a preparar la apelación que podría dar lugar a un nuevo juicio dentro de dos años.

Menos de 24 horas después de que se conociera el veredicto de culpabilidad de Pablo Ibar, sus abogados han comenzado a preparar la apelación. Están convencidos de que demostraron claramente que había dudas razonables sobre su culpabilidad, y por ello, están consternados con la decisión adoptada por el jurado, pero creen que de este golpe también se puede salir.

A finales de febrero, probablemente el día 25, el mismo jurado que ha declarado culpable a Ibar tendrá que decidir si es condenado a muerte o a cadena perpetua. Una vez que se tome esta decisión, los abogados de Ibar podrán recurrir la sentencia. En caso de que sea condenado a muerte, el recurso sería ante el Tribunal Supremo y si es cadena perpetua ante un tribunal de Florida. Sea como fuere, si la apelación prospera, podría haber un nuevo juicio en dos años.

 Pero el tiempo juega en contra de Cándido Ibar, padre de Pablo, que está a punto de cumplir 80 años: “Me dicen que van a apelar inmediatamente, y que no sería tan largo como antes, pero de todos modos, esto es la muerte” ha expresado en declaraciones a ETB.

Cándido Ibar creía firmemente en que el veredicto sería diferente, igual que su familia. Anttoni Ibar, tía de Pablo, ha sido entrevistada esta mañana en Euskadi Irratia, donde ha explicado que padre e hijo tenían intención de venir en breve a Euskal Herria, tras un esperado veredicto favorable.

Pablo Ibar cuenta con una prestigiosa y representación legal (que supera el millón de dólares) que ha tratado en este juicio de demostrar que las pruebas presentadas por la fiscalía no son concluyentes: Han puesto en duda que la identifación facial de Pablo Ibar en el vídeo de la fiscalía, aduciendo la mala calidad de la grabación así como las diferencias faciales entre la persona que aparece en el vídeo e Ibar. Además, han señalado que en el lugar del crimen no aparecieron ni huellas ni restos biológicos de Pablo Ibar. En 2016 el fiscal anunció que gracias a las últimas técnicas de análisis genético había conseguido localizar restos de ADN que coinciden con los de Ibar en la camiseta utilizada por el asesino para taparse el rostro. Sus abogados siempre han defendido que ha sido una contaminación por manipulación incorrecta de pruebas, y también han denundiado el borrado de dos cintas de vídeo en las que aparecería otro sospechoso amenazando al hombre posteriormente asesinado.

No han podido sembrar la duda razonable en el jurado. Ahora habrá que ver cuál es la sentencia que se dicta a finales de febrero.