Dificultades de tráfico en las carreteras gallegas

0

El hielo, la niebla y la presencia de nieve, continúa dificultando este viernes la circulación en varias carreteras gallegas de la red principal. Según informa la DGT, las bajas temperaturas de la pasada noche y de esta madrugada han traído densas nieblas a varios puntos del interior, que obligan a circular con precaución en distintas vías.

Se mantiene activada la alerta en la autovía A-8 a su paso por Mondoñedo (Lugo), donde la niebla densa es una tónica habitual. Es necesario circular con precaución en ambos sentidos desde el kilómetro 534 al 552.

La niebla también afecta a la autovía A-6 a su paso por Lugo –kilómetros 451 al 500–, donde la visibilidad es “reducida” y la circulación está “condicionada”.

La nieve continúa presente en la montaña de Lugo, donde condiciona la circulación de vehículos en la LU-633 a su paso por el Alto do Poio, en O Cebreiro. Aunque el aviso se ha rebajado desde el nivel amarillo al verde, es necesaria precaución por pavimento deslizante hasta el kilómetro 20.

La DGT ha abierto a primera hora de este viernes uno de los carriles de circulación de la PO-406, que une las localidades pontevedresas de A Cañiza y Filgueira y que permanecía cortada desde el fin de semana por un desprendimiento de tierra y piedras. Por el momento continúa cerrado el otro carril.

En las últimas horas han llamado a la central particulares para alertar de la presencia de placas de hielo en la calzada de siete ayuntamientos gallegos.

Así, la provincia de Pontevedra ha sido la más afectada, ya que se han detectado hielo en vías de ayuntamientos como A Estrada, Vila de Cruces, Pazos de Borbén y A Golada. Asimismo, también se han localizado en los municipios lucenses de Becerreá y Vilalba y en Santiago de Compostela, en la N-550.

Numerosos ayuntamientos, sobre todo de la montaña de Lugo y Ourense, trabajaron durante la noche del jueves y la madrugada del viernes esparciendo sal en las carreteras ante la previsión de bajada de temperaturas para evitar la formación de hielo.

Durante la noche se alcanzaron temperaturas mínimas de 9,1 grados bajo cero en Cabeza de Manzaneda (Ourense), 6 grados bajo cero en O Cebreiro (Lugo), 5,8 grados bajo cero en Viana do Bolo (Ourense) o 5 grados bajo cero en Lalín (Pontevedra).