Marruecos retiene cinco horas a un periodista y a un cura melillense

0

El periodista melillense Jesús Blasco de Avellaneda y su hermano sacerdote fueron detenidos este lunes en Marruecos durante cinco horas acusados por las fuerzas de seguridad marroquíes de ejercer el periodismo sin autorización.

Pasaron la frontera a primera hora de la mañana “tranquilamente, como dos chavales jóvenes de Melilla”, con intención de desayunar en Beni-Enzar, justo al otro lado del puesto fronterizo, y después correr al aire libre por las zonas limítrofes de Melilla.

Blasco ha aseverado que a su regreso a Melilla fueron detenidos “de forma alarmante, cortando la calle y enviando a varias patrullas de las fuerzas auxiliares”, en uno de cuyos vehículos les metieron “a la fuerza”, a pesar de que “normalmente, lo que hacen es identificarte, comprobar los datos e interrogarte”.

Les quitaron los teléfonos móviles y la documentación mientras estuvieron detenidos en dependencias policiales, donde fueron interrogados cuatro veces, acusándolos de estar ejerciendo el periodismo en Marruecos sin autorización.

El periodista melillense ha negado rotundamente esta versión.

El periodista ha relatado que los agentes marroquíes preguntaron entonces “qué hacía un cura en Marruecos, por qué estaba allí y dijeron que un sacerdote no podía estar en ese país” porque “podía estar haciendo misas secretas”, aunque posteriormente les advirtieron de que era “por su propia seguridad” porque podría ser víctima de “un ataque yihadista”.

Finalmente, tras cinco horas detenidos, los dos hermanos quedaron en libertad y pudieron regresar a Melilla pasadas las cinco de la tarde.