El retraso en la reconstrucción del cruzado anterior aumenta el riesgo de gonartrosis

0

Tras la rotura del Ligamento Cruzado Anterior (LCA), es conveniente esperar un tiempo para que se reduzca la inflamación de la rodilla y recuperar la movilidad. Sin embargo, el retraso por encima de los 6 meses en su reconstrucción aumenta las posibilidades de sufrir una lesión del cartílago articular.

La rotura del Ligamento Cruzado Anterior de la Rodilla (LCA) es una lesión que se produce con relativa frecuencia y como referencia podríamos decir que en España se producen entre 16.000 y 18.000 roturas de LCA al año. Se da con mayor frecuencia durante la práctica deportiva, siendo el fútbol, el ski y el baloncesto los deportes de mayor riesgo de rotura del ligamento cruzado anterior.

Tras la rotura de LCA lo más habitual es esperar a que disminuya la inflamación de la rodilla y se recupere su movilidad, antes de proceder a su reconstrucción mediante el uso de Plastia Autóloga.

Este lapso temporal que se da entre el momento de la lesión y su reconstrucción, en ocasiones se alarga más de lo deseable debido a diferentes razones como puede ser la indecisión por parte del paciente, la existencia de listas de espera quirúrgicas,… Este aumento en el tiempo entre la rotura y la reconstrucción del LCA puede dar lugar a la aparición de lesiones asociadas, tanto de tipo meniscal como condral.

Diferentes estudios han analizado el aumento del riesgo de lesión ligado al retraso en la reconstrucción del LCA, y en el caso de las lesiones condrales, se ha visto un aumento significativo del riesgo de degeneración del cartílago articular de la rodilla una vez se superan los 6 meses. Además el riesgo de lesión del cartílago articular sigue creciendo según se retrasa la reconstrucción, llegando a afectar al 23% de los pacientes que sufren una rotura de LCA y su reconstrucción se retrasa en más de 12 meses, alcanzando incluso al 75% de los pacientes afectos de una rotura de LCA y cuya reconstrucción se retrasa en más de 24 meses.

Por todo ello, parece conveniente que las roturas de Ligamento Cruzado Anterior que cursan con inestabilidad de rodilla sean intervenidas para su reconstrucción en los primeros 6 meses tras la lesión.

Más información al respecto en la entrada del Blog de Sendagrup: ” Influencia del Tiempo de Reconstrucción del Ligamento Cruzado Anterior en la Incidencia de Lesiones Secundarias Relacionadas “